¿Qué es un Hosting y cómo se configura?

De ClickPanda
0 Comenta
que es un hosting

Antes de contarte sobre qué es un hosting, para qué sirve y cómo se configura, es importante, o más bien necesario, empezar por lo más básico. Y lo más básico, es hablarte sobre su significado, pues a partir de este, empezarás a sacar tus propias conclusiones. 

Hosting, es una palabra que proviene del inglés y que significa alojamiento o alojar, tal como lo estás pensando, el hosting es un espacio alojado en la nube, o en internet, que te permite almacenar información importante de tu sitio web. De seguro te estás preguntando qué información se almacena ahí, y la respuesta es sencilla: 

  • Imágenes. 
  • Textos. 
  • Contenidos. 
  • Diseños. 

Todo lo anterior es lo que quieres mostrar en tu sitio web, y una de las funciones del hosting, es hacerlo visible para tus usuarios. Es decir, que podrías definir al hosting como el lugar que alberga todo el contenido gráfico y escrito que quieres mostrar en tu web. 

Hay algo que debes tener en cuenta, y es que existen varias formas de llamar al hosting, pero que finalmente todas tienen el mismo significado y la misma función. Entre las opciones más frecuentes, se encuentran: 

  • Alojamiento web.
  • Alojamiento hosting.
  • Hospedaje web.
  • Web hosting.
  • Webhosting.
  • Webhost.

Ahora que sabes qué es un hosting y cuál es el uso que debes darle. Es muy probable que te estés preguntando en dónde puedes comprar uno, así que esta será la siguiente pregunta que te vamos a responder. 

¿Cómo puedes adquirir un hosting para tu sitio web? 

De seguro, si has llegado hasta aquí es porque llevas tiempo buscando y necesitas comprar el espacio donde almacenarás tu sitio web. En este punto, es importante que tengas en cuenta que hay muchas plataformas que te ofrecen este servicio y te permiten elegir entre distintos paquetes que se adapten a tu necesidad o a tu presupuesto. 

¿Esto qué significa? Que dependiendo de la cantidad de información que quieras tener en tu sitio web, debes comprar un paquete hosting que te permita almacenarlo o alojarlo en la nube para que este, a su vez, sea visualizado por tus usuarios de una manera correcta.

En ClickPanda hemos creado algunos paquetes que van a permitirte tomar la mejor decisión. Además, en el proceso de configuración te ofrecemos asesoría para que hagas paso por paso toda la ejecución y puedas almacenar la información que necesitas sin ningún contratiempo.

Haz clic aquí y conoce nuestros paquetes hosting

5 Pasos para configurarlo

Cuando compras un hosting con ClickPanda, este viene acompañado de Cpanel, que es una herramienta que te permite administrar de una mejor manera tu dominio y vincularlo con cuentas de correo electrónico que lleven el nombre tu empresa para darle mayor credibilidad y seriedad a tu proyecto. 

Si es la primera vez que vas a configurar tu dominio, es importante que tengas en cuenta los siguientes pasos: 

  1. Dirige las DNS (Domain Name Server) hacia tu hosting 

Uno de los puntos más importantes que debes realizar es hacer que las DNS estén dirigidas hacia tu hosting, de no hacerlo, no podrás ingresar a tu sitio web y todo el trabajo que hagas quedará en el completo anonimato. 

En este paso, lo que haces es apuntar tu dominio al hosting que acabas de comprar y en el cual alojarás toda la información de tu sitio web. Los datos que necesitas te los proporciona ClickPanda en caso de que hayas realizado tu compra con nosotros o la empresa donde estés alojando tu servidor. 

  1. Agrega tu dominio desde Cpanel 

Una vez tengas las DNS listas, debes agregar el dominio. Al agregarlo, la plataforma te pedirá el nombre de tu dominio incluyendo su extensión, ubicación y una contraseña. 

En este punto quedará configurado el lugar donde guardarás todos los datos de tu sitio web, de esta manera podrás acceder a él sin ningún inconveniente desde cualquier navegador. 

  1. Busca la opción de Archivos 

Al encontrar la opción de archivos, podrás darte cuenta de que se ha creado una nueva carpeta que tiene el nombre de tu dominio más su extensión, allí es donde se almacenarán los datos que necesitas incluir dentro de tu sitio web. 

En esta carpeta es importante que instales la plataforma con la cual vas a crear tu sitio web, generalmente la elegida es WordPress, porque es más sencilla de manejar y tiene plantillas que pueden ayudarte a tener un diseño mucho más profesional y sobre todo, funcional. 

  1. Instala la plataforma para crear tu sitio web

Las compañías de hosting, desde Cpanel ofrecen servicios de Auto Installer que te ayudan a instalar de manera sencilla las plataformas que necesites para montar tu sitio web. 

Para hacerlo, lo más importante es que tengas definida la plataforma que quieres utilizar, este punto deberás concretarlo previamente con el fin de agilizar tu proceso de construcción. 

  1. Empieza a personalizar

Si realizas los puntos anteriores de manera correcta,  Cpanel te mostrará la URL donde se encuentra tu sitio web. Además de esto te entregará la información que necesitas para acceder al administrador de tu cuenta. 

Después de lo anterior, podrás ingresar a tu web y realizar las configuraciones que consideres pertinentes en cuanto a diseño y contenido. 

Hay algo que no puedes olvidar, y es que en caso de presentar alguna duda con un punto del proceso, puedes ponerte en contacto con nuestra línea de soporte técnico y de atención al cliente, y allí te ayudaremos a resolver las demás dudas que puedan surgir. 

Contactarme con un asesor

¿Qué tipos de Hosting existen? 

Es común que durante el proceso de selección te encuentres con ofertas en donde haya diferentes tipos de hosting, cada uno de ellos cuenta con unas características particulares, las cuales debes tener en cuenta a la hora de hacer la selección, pues ellas deben cumplir con los requisitos que esperas para tu sitio web. 

Así que comencemos: 

  1. Hosting compartido 

Su característica principal es que en él se alojan diferentes sitios web del mismo servidor, de esta manera todos los clientes de ese proveedor comparten entre sí los mismos recursos. 

Algunas de las ventajas de tener un hosting compartido son: 

  • Su precio es más bajo en comparación con los demás. 
  • Es fácil de configurar, no tiene un nivel de complejidad alto. 

Sin embargo, tiene algunas desventajas que es importante que tengas en cuenta a la hora de elegirlo: 

  • Si un proyecto alojado en ese servidor falla, lo más seguro es que los demás también lo hagan. 
  • Puede ser un tanto inflexible y no permitirte utilizar de manera correcta todas las herramientas que puedas necesitar. 
  • Al ser compartido, el almacenamiento, la velocidad y los recursos pueden afectarse. 

¿En qué casos lo recomendamos? en proyectos donde no se requiera gran capacidad de almacenamiento. 

  1. Hosting Privado Virtual (VPS)

Un hosting VPS tiene una característica que lo hace diferente al hosting compartido: cuenta con un servicio de almacenamiento web fraccionado virtualmente. Lo cual, puesto en palabras más sencillas, permite que cada proyecto trabaje con su propio sistema operativo y no comparta recursos con otros. 

En cuanto a ventajas, el VPS permite: 

  • Mayor flexibilidad para hacer uso de herramientas que te ayuden a crear un mejor sitio web. 
  • Un problema en alguno de los proyectos alojados, no afecta a los demás. 
  • Tiene un precio más alto que el hosting compartido, pero sigue siendo fácilmente asequible. 

Sin embargo, pese a estas ventajas, también hay puntos en contra que debes considerar: 

  • Tu proyecto únicamente dispondrá de una parte del servidor total. 
  • Su configuración puede ser un poco más compleja si aún no dominas diferentes conceptos. 

Este tipo de hosting puede funcionar perfectamente en casos donde necesites una mayor capacidad de almacenamiento y no quieran correr riesgos por daños ocasionados en otros proyectos alojados en el mismo servidor. 

  1. Servidor dedicado 

Este hosting es de uso exclusivo de un solo cliente, por lo tanto, su servidor no se comparte con otros proyectos. Se adapta a las necesidades específicas de cada caso, ya que ofrece un hardware y un software de dicho servidor para cada caso. 

¿Sus ventajas? 

  • El tráfico al sitio web no afecta su funcionamiento. 
  • Garantiza velocidad y acceso rápido a los usuarios. 
  • Tiene mayores recursos para configurar el sitio web. 
  • Es mucho más seguro. 

¿Desventajas? Solo son 2, pero es importante que las tengas presentes: 

  • Su costo puede ser mucho más alto que los demás. 
  • Al ser de un precio mucho mayor, es mucho más difícil de mantener. 

Esta opción es la más recomendada para proyectos de gran importancia que necesiten un servidor entero para alojar todo su proyecto.

  1. Hosting en la nube (cloud hosting) 

Este tipo de hosting reparte los proyectos en diferentes servidores que se encuentran interconectados en la nube y por lo tanto, no estarán alojados en un solo servidor sino en diferentes servidores. 

Al contar con esta característica, si uno de estos servidores llegara a fallar, el resto compensa esa pérdida de recursos de manera rápida. 

Sus ventajas: 

  • Se adapta a las necesidades de cada proyecto. 
  • Tiene mayor disponibilidad y gran capacidad de adaptación. 
  • Gracias al respaldo de varios servidores, es mucho más seguro. 

Sus desventajas: 

  • Su precio es mucho más elevado que cualquiera de los anteriores y puede ser variable. 
  • Debes tener conocimientos avanzados para poder configurarlo. 

Su uso es muy recomendado para grandes proyectos de Software como Servicio, como por ejemplo, Gmail y Dropbox. 

Hay algo que no puedes olvidar, y es que es importante tener en cuenta el tamaño de tu empresa a la hora de elegir el hosting para almacenar tu sitio web. Para ello, debes considerar aspectos como seguridad, visibilidad, alojamiento y velocidad, pues serán puntos de gran valor para los usuarios que vayan a visitarte. 

Related Articles